LCC – Header Ad
Hairshop – Header Ad
Kmax – Header Ad

El extraño cabello de Donald Trump

1

Basándonos en un artículo reciente del New Yorker sobre la calvicie, nos enfocamos en los pasos que preocupan al presidente estadounidense Donald Trump, cuyo cabello es el foco de años de discusión, debate y controversia. Durante mucho tiempo el presidente estuvo envuelto en una especie de “misterio” sobre su pelo que ahora parece en parte revelado.

No es sorprendente que Donald Trump esté obsesionado con la caída del cabello. “Asegúrate de no quedarte calvo”, le dijo una vez a un ejecutivo de la Organización Trump. “Lo peor que un hombre puede hacer es quedarse calvo”. Durante una entrevista para la revista In Touch en 2011, Trump comentó que temía que “si se cortaba el pelo o algo cambiaba, habría perdido su poder y su riqueza”.

Recientemente, el médico de Trump admitió que el presidente toma el medicamento contra la calvicie Propecia (Finasteride).

Por lo general, el presidente cuando está al aire libre en días ventosos, usa un sombrero con las palabras “Make America Great Again”. Pero, en un día frío y ventoso el pasado mes de febrero, Trump caminó en la alineación de Air Force One sin sombrero. En esta ocasión, se pudo ver cómo el pelo en la parte posterior de la cabeza de Trump se elevaba, yendo hacia arriba, dividiéndose casi en dos solapas separadas: una a la izquierda y otra a la derecha.

La imagen muestra la extraña distribución del pelo de Trump y en el pequeño círculo una especie de cicatriz que podría ser el signo de una intervención para reducir el cuero cabelludo hecho en los años 80, cuando se lleva a cabo este tipo de cirugía. Ahora se considera obsoleta porque dejan dolores crónicos.

En los últimos años, hemos logrado grandes avances en la comprensión de cómo funciona la cabeza de Trump. En marzo de 2016, cuando Trump seguía siendo el candidato del Partido Republicano para la Presidencia, Ashley Feinberg Gawker (blog de chismes ahora cerrado) había publicado un estudio minucioso y convincente titulado: “¿El pelo de Donald Trump es un complot de 60,000$? “. En el post indicaba que una clínica de alto nivel llamada Ivari International había tenido durante un tiempo conexiones extrañas con Trump, como las que más tarde veríamos con representantes de varios gobiernos extranjeros.

Aunque la pregunta nunca pudo ser respondida, Gawker seguía afirmando que la forma del cabello iba más allá de lo normal”. Además, Gersh Kuntzman un conocido periodista estadounidense, autor de ” El pelo, la historia de la lucha de la humanidad contra la calvicie”, le explicaba que estudió las tramas del pelo y si lo miras desde cualquier ángulo, es algo así como un elaborado traspaso de cabello y varias capas. 

En “Fire and Fury” de Michael Wolff, la teoría de Kuntzman se fue fortaleciendo, cuando Wolff explicó que Ivanka Trump a menudo describía cómo era este proceso de recubrimiento de cabello a sus amigos. No sorprendía diciendo que su marido tiene una parte completamente sin pelo, una pequeña isla que permaneció después de una operación de reducción del cuero cabelludo, rodeada por un grueso borde de pelo alrededor de los lados y la frente. De este círculo, entonces, decía que “todos los extremos se levantaban para encontrarse en el centro y luego se juntaban en la nuca y se fijaban con un spray fijador”.

La respuesta más simple parece ser la correcta: es un patrón típico de calvicie masculina, cubierto de una manera elaborada. Pero el incidente de la Fuerza Aérea solo profundizó el misterio. ¿Qué tipo de cabello se ve afectado por la calvicie de patrón masculino en la nuca? Terminas sin tener idea de qué partes de tu cabeza contienen qué cabello. Mirando los penachos que se elevan repetidamente, uno tiene que perder sus convicciones al respecto.

Unas semanas después del incidente del Air Force One, mientras se dirigía a la multitud en la reunión anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora, Trump se vió en un monitor gigante y se miró el cabello de inmediato. ¿Qué secretos estaban resaltando los diversos ángulos de la cámara? Después, aparentemente por primera vez, admitió haber perdido su cabello.

En mayo, el ex médico personal de Trump, Harold Bornstein, reveló que Trump había enviado personas a confiscar sus registros personales de salud. Bornstein lo llamó un “ataque” que le hizo sentir “violado, asustado y triste”. También dijo que era una venganza por revelar a los medios que Trump usa Propecia (Finasteride).

(Traducido por “¿Está la antigua búsqueda de una curación de la calvicie llegando a su fin?” por Amos Barshad del New Yorker).

Compartir.

1 comentario

Dejar una Respuesta