Pérdida de cabello después del verano: ¡no te asustes!

0

El otoño o el final del verano pueden hacernos creer que tenemos principio de calvicie común, tanto masculina como femenina, por la pérdida de cabello que se genera. En realidad, se trata solo de un fenómeno natural que puede contrarrestarse con tratamientos adecuados que no tienen nada que ver con tratamientos contra la calvicie.

A la vuelta de las vacaciones de verano a menudo hay una caída intensa de pelo, más normal de lo normal, que se prolonga durante algunas semanas. Hay muchas personas que se alarman y preocupan, y el hecho de querer parar esta pérdida de cabello hace a menudo que realicemos gastos inútiles en productos inútiles. Por eso, es bueno comprender un poco más acerca de este fenómeno absolutamente normal y fisiológico que, en consecuencia, no debe dar lugar a preocupaciones excesivas.

El efluvio fisiológico

Con la exposición a la luz solar (rayos UV) nuestro cuero cabelludo está sometido a un mayor estrés oxidativo respecto a otros períodos del año; a esto se superpone el reemplazo fisiológico del cabello que coincide con el cambio de estación, el paso de verano a la temporada de otoño (lo mismo ocurre en primavera). Esto hace que se produzca una especie de “pequeña muda de cabello” que en cambio sucede de una manera mucho más marcada en otros mamíferos.

Este intenso y marcado cambio de cabello (que se manifiesta con una caída abundante) toma el nombre de Efluvio. Es bueno tranquilizar inmediatamente a cualquiera que muestre este tipo de caída: el cabello que cae es cabello en Telógeno (es decir, al final de su ciclo de vida) y al mismo tiempo que sale el cabello, nuevos pelos ya están creciendo dentro del folículo piloso debajo de la piel, y algunos días después brotarán del cuero cabelludo para continuar creciendo saludablemente con regularidad.

 

Tabla con la caída estacional de un sujeto femenino sin problemas de cabello.

Tabla con la caída estacional de un sujeto masculino sin problemas de cabello.

 

¿Qué hacer en este caso?

Al ser una caída fisiológica y natural, todo tiende a volver a la normalidad en unas pocas semanas. Al preocuparnos en exceso por esta caída de pelo, hace que nos iniciemos en terapias cosméticas ampliamente publicitadas que parecen dar resultados en tan solo unas pocas semanas, pero la realidad es que sin usar estos cosméticos también hubiera desaparecido en unas semanas.

Sin embargo, sí es verdad que algunos ingredientes activos farmacológicos o cosméticos pueden acelerar esta fase de reemplazo del cabello y estimular un nuevo crecimiento más rápido de nuevos pelos en anágeno (que ya nacieron dentro de los folículos pilosos). Por lo tanto, lo mejor que se puede hacer en estos casos frente a un efluvio es observar este evento sin demasiada preocupación y si desea tratar el cabello y el cuero cabelludo con productos específicos, recuerde que ante el efluvio es inútil e ineficaz iniciar terapias basadas en finasteride u otros medicamentos específicos para la calvicie androgenética.

Asimismo, si bien el  efluvio afecta indiscriminadamente a todos los pelos de nuestro cuero cabelludo (veremos la caída un poco en todas partes de nuestro cabello), la alopecia androgenética afecta solo a la zona superior del cuero cabelludo.

Los productos que se pueden utilizar son, por lo tanto, cosméticos basados ​​en péptidos de cobre (Spectral DNC-N) o basados ​​en hidrocortisona (locoidón bajo supervisión médica), que son capaces de detener rápidamente este cambio y estimular el crecimiento más rápido del cabello en anágeno. O también, pueden usarse alternativamente productos que contengan ingredientes activos estimuladores del crecimiento (siempre Spectral DNC-N), que son capaces de acelerar el metabolismo de las células foliculares y así acelerar el proceso de crecimiento del cabello del nuevo ciclo.

Puede ser útil asociar algunos ciclos de fototerapia del cuero cabelludo a los tratamientos tópicos descritos anteriormente usando uno de los cascos láser de luz fría apropiados en el mercado.

El papel de la vitamina D

La vitamina D se sintetiza a través de la piel con la exposición a la luz solar (en particular UV-B) y parece tener un papel importante para los efluvios después del verano cuando, después de días de exposición del cuerpo al sol, se deja de tomar el sol con el comienzo del otoño. Por lo tanto, se vuelve importante si estás expuesto al sol durante el verano, comenzando a integrarse con la vitamina D3 al final del verano.

Otras adiciones útiles para limitar el efluvio estacional

Para controlar el efluvio estacional, además de la vitamina D3, puede ser útil complementar con suplementos antioxidantes específicos y ácidos grasos antiinflamatorios como el aceite de pescado omega 3 y GLA (ácido gamma-linolénico) de aceite de borraja. Además, para mantener el cabello, siempre es útil suplementar con vitamina H, es decir, con Biotina  o incluso con las procianidinas de los extractos de Mela Annurca (manzana nativa del sur de Italia).

Cabello pobre
Un cabello seco,y pobre no es necesariamente un síntoma de problema de calvicie y pérdida de cabello, especialmente después del verano, cuando el cabello está sujeto a estrés físico químico debido al lavado frecuente, el sol y la sal. De hecho, una cosa es la salud del tallo del cabello y otra cosa es la salud del folículo piloso. Sin embargo, para dar al cabello un aspecto hermoso y saludable, hay en el mercado productos específicos, con una acción de reestructuración (máscarillas, cremas, bálsamos y lociones sin aclarar) que aportan sustancias a la estructura del cabello y pueden restaurar la elasticidad corporal, natural y elbrillo para el cabello

Pérdida de cabello temporal

Otra solución efectiva e inmediata para enfrentar la pérdida temporal causada por el efluvio de verano consiste en el uso de los denominados correctores capilares. El uso de estos productos, especialmente las microfibras prácticas (KMax, Toppik, etc.) pueden restaurar la confianza en uno mismo que se perdió con la pérdida de cabello repentina. Tan pronto como el nuevo ciclo de cabello anágeno crezca y alcance una longitud suficiente, la necesidad de utilizar las microfibras se reducirá gradualmente hasta que ya no las necesite en absoluto.

Para más seguridad

Sin embargo, se recomienda un chequeo por un especialista para asegurarse de que la calvicie androgénica no comienza a manifestar sus síntomas. Una visita de control con el diagnóstico resultante, podrá excluir cualquier carácter androgénico de la caída del cabello que tanto nos preocupa, y si en cambio comienza a manifestarse una androgenética, podremos saber inmediatamente cómo intervenir de la manera correcta.

Compartir.

Dejar una Respuesta