Kmax – Header Ad
LCC – Header Ad
Hairshop – Header Ad

Trasplante capilar, cambios

0

El trasplante capilar es un de las alternativas médicas para combatir la calvicie que está en investigación constante.

El coordinador de la unidad de Tricología y Trasplante Capilar del Grupo de Dermatología Pedro Jaén y del Hospital Ramón y Cajal, Sergio Vañó, explica que existen más de 100 tipos de alopecia que son derivados de problemas nutricionales, hormonales, inmunológicos, de enfermedades internas, de cánceres e incluso del propio estrés. Vañó advierte que es de vital importancia asistir al dermatólogo cuando se observe una caída constante de pelo porque se trata de “un problema médico que debe ser diagnosticado para tratarse específicamente”.

La alopecia suele tener consecuencias psicológicas para el paciente por lo que si requiere de un tratamiento crónico, siempre existe la opción de someterse a un trasplante de pelo.

El tratamiento quirúrgico de la alopecia ha mejorado en los últimos años. Los resultados obtenidos son bastante naturales.

Evolución tecnológica del trasplante capilar

A continuación tenemos una breve explicación sobre la evolución de las técnicas utilizadas para el trasplante capilar:máquina-transplante-capilar

Los primeros trasplantes de pelo propio de una zona a otra, se realizaron en Japón, debido a las heridas de guerra producidas durante la II Guerra Mundial. Pero desgraciadamente estos descubrimientos de dermatólogos japoneses no tuvieron eco en occidente.

 

En los años 90, se introdujo el trasplante de “unidades foliculares”, cambiando para siempre la cirugía del trasplante de pelo. Se comenzó a utilizar la técnica del injerto que consistía en trasladar muchos grupos de pelo de una zona a otra, una cirugía rápida pero con resultados poco naturales.

Más tarde se empezaron a realizar los micro injertos, técnica que se ha ido mejorado todavía mucho más en los últimos seis años, ya que se consiguen evitar cicatrices.

A medida que avanza la técnica también lo hacen las herramienta y maquinarias utilizadas para llevar a cabo los trasplantes. A la derecha tenemos la imagen de una máquina que extrae el cabello donante de forma más rápida y traumatizando menos la zona de extracción. La gran evolución tecnológica de las técnicas y dispositivos empleados para el trasplante de pelo suponen una recuperación muy rápida del paciente tras la intervención y una incorporación inmediata a la vida socio-laboral.

trasplante-capilar-resultados

 transplante-capilar-antes-despues

 

Por otro lado, haremos mención a los tratamientos clásicos y novedosos, indicados para combatir la alopecia:

Clásicos:

  • Antiandrógenos: Son unas pastillas que evitan la acción de las hormonas masculinas a nivel de la raíz folicular. Normalmente, los varones suelen utilizar un medicamento denominado finasterida que actúa selectivamente sobre el cabello. Suele ser muy efectivo y seguro porque no sólo frena la calvicie sino que es capaz de recuperar la densidad capilar. En el caso de las mujeres, uno de los medicamentos más utilizados es la flutamida que también produce una disminución notable de la seborrea.
  • Minoxidil: Un producto tópico que se aplica en forma de loción, espuma o spray sobre el cuero cabelludo antes de irse a dormir. El minoxidil estimula el crecimiento folicular e incentiva el crecimiento de la densidad capilar. Es un producto que se utiliza tanto en hombres como en mujeres. Además, los fenómenos adversos son poco frecuentes.

Novedosos:

La alopecia es un problema que se presenta en muchas ocasiones a edades muy tempranas por lo que con el paso del tiempo han aparecido nuevos medicamentos y técnicas cada vez más eficaces y además se encuentran en plena gestación proyectos vinculados directamente con las células madre.

  • Fármaco antiandrógeno dutasterida puede incrementar la efectividad sobre las terapias clásicas en algunos pacientes. Asimismo, se están empezando a utilizar medicamentos tópicos, análogos de prostaglandinas que estimulan el crecimiento capilar; son muy utilizados en alopecias de cejas y pestañas.
  • Mesoterapia con fármacos: La aplicación directa de fármacos en el propio cuero cabelludo mediante infiltraciones permite que el medicamento actúe directamente sobre la raíz.
  • Plasma rico en plaquetas:  Esta técnica consiste en extraer sangre del paciente, centrifugarla para separar el plasma rico en plaquetas y, después, realizar microinfiltraciones con agujas finas y anestesia en la zona donde se necesite tratar.  Este método suele realizarse una vez al mes durante tres meses, y luego una de mantenimiento cada 6 o 12 meses. Estimula el crecimiento capilar y ayuda a frenar la caída del pelo.
  • Láser de baja potencia: Según los especialistas a día de hoy, su efectividad no es suficiente por lo que no se lo recomiendan a sus pacientes.
  • Células madre: La utilización de las células madre del folículo piloso para clonar cabellos y aumentar la densidad capilar es el futuro. Aún es un tratamiento en plena fase de pruebas y no puede utilizarse en la práctica clínica diaria.

Fuentes de información: http://www.efe.com/; www.calvizie.net y otras webs.

Compartir.

Dejar una Respuesta