La vitamina D y la calvicie

Hace tiempo que nos preguntamos si existe una correlación entre estos dos elementos y de qué tipo. Un caso reportado por un especialista estadounidense reabre la cuestión.

Vitamina D y calvicie: 30º Congreso ISHRS

Tuvo lugar en Panamá el 30º Congreso de la Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración Capilar (ISHRS). Entre las diversas intervenciones de los especialistas destaca la de la Dra. Sharon A. Keene. La Dra. Keene informó el caso de su paciente con deficiencia extrema de vitamina D que experimentó un crecimiento significativo del cabello en solo unos meses con solo suplementos de vitamina D.

La publicación del estudio de la vitamina D y la Calvicie

El discurso de la Dra. Keene se hizo eco de su reciente publicación sobre este caso en el diario oficial de la ISHRS. En esta publicación, el Dr. Keene analiza el vínculo entre la vitamina D y la caída del cabello y examina el papel de la vitamina D en la regeneración del cabello. Según se ha hecho la consulta, la investigación sobre la vitamina D y la alopecia androgénica aún está incompleta. En particular, la atención se centra en la integración como tratamiento médico contra la calvicie en pacientes en los que se identifica una escasez de vitamina D.

Vitamina D: un panorama general

Se dice que la vitamina D, al igual que otras vitaminas, es un “nutriente condicionalmente necesario”, pero se cree que el término vitamina sea inapropiado. Esto se debe a que básicamente se considera una hormona esteroide. Alguna vez se pensó que estaba principalmente involucrada en el metabolismo del calcio y fósforo, que es una parte integral de la salud ósea. Sin embargo, se han identificado muchos efectos fisiológicos en las últimas décadas. Estos cubren las funciones inmunológicas, neurológicas, cardiovasculares y metabólicas, solo por nombrar algunas.

calvicie-vit.D-1

Fig.1: paciente del caso aquí ilustrado al inicio de la terapia por deficiencia de vitamina D (imagen tomada de la publicación aquí comentada).

El caso

Un paciente de 41 años visitó al Dr. Keen para ver si era apto para un trasplante de cabello. La falta de pelo era importante y el padecía calvicie desde los 22 años con antecedentes familiares de alopecia androgénica tipo avanzada con tío materno de clase 6 en la escala de Hamilton. El paciente presentaba calvicie clase 5-6 (Fig.1). No había realizado ningún  tratamiento ni con minoxidil tópico ni finasteride por vía oral. Su calvicie y la pérdida de pelo había sido estable durante 2 años.

¿Escasez de vitamina D y calvicie?

Tan solo 6 semanas antes había sido diagnosticado de déficit severo de vitamina D con un valor sérico en su organismo de 25 (OH) vitamina D (calcidiol) de 12 ng/ml. Casi había completado un ciclo de 6 semanas con una dosis semanal de 50 000 UI de vitamina D3. Esto sería seguido por 10.000 UI/semana durante 8 meses. Seis meses después, las fotos de seguimiento mostraron un crecimiento significativo del cabello en la parte frontal y media del cuero cabelludo.

Sin tratamientos de minoxidil o finasteride

Con vistas al trasplante, el paciente había sido prescrito por el Dr. Keene la terapia clásica con un tratamiento a base de minoxidil tópico y finasteride por vía oral. Se trata de reducir el número de unidades foliculares a implantar gracias al esperado rebrote de cabello en la zona receptora. Sorprendentemente, el paciente informó que había decidido no usar ni finasteride ni minoxidil tópico y continuó solo con suplementos de vitamina D3. Su nivel sérico de 25 (OH) vitamina D en el siguiente control se había normalizado a 50,6 ng/ml., en su organismo.

calvicie_vit.D-2

Fig.2: paciente a los seis meses del inicio de la terapia de mantenimiento por déficit de vitamina D (imagen extraída de la publicación aquí comentada).

Trasplante reducido

En la visita hecha antes del trasplante se le aconsejó no considerar el frontal. Esto se debe a que la terapia con vitamina D parecía haber logrado por sí sola una cobertura estética eficaz del área frontal. Por tanto para el trasplante nos habríamos limitado a intervenir el vértice (Fig.2).

Después del trasplante

Más adelante, el paciente continuó rechazando el uso de un tratamiento médico para mantener su cabello. Tuvo una cobertura satisfactoria en la zona del vértice debido al trasplante y un año después mantuvo una excelente cobertura del frontal, esto se basó únicamente en la corrección de la falta de vitamina D. Hasta la fecha el paciente no ha tenido mayor progresión de la calvicie.

Vitamina D y calvicie, otros casos similares

Solo otros dos casos similares han sido reportados en el estudio. El primero involucró a una mujer de 34 años con falta severa de 25 (OH) vitamina D a 12 ng/ml, que presentó una historia de pérdida de cabello progresiva, la falta de pelo fue gradual y difusa de 4 años; la paciente presentaba niveles normales de zinc (Zn), hierro (Fe) y hormonas tiroideas. El segundo caso es el de una mujer sudanesa de 45 años que había experimentado un adelgazamiento gradual y generalizado del cabello durante 4 años antes de la visita. Durante este tiempo, se había mudada temporalmente a Arabia Saudita y pasaba la mayor parte del tiempo en casa. Sus pruebas de laboratorio también fueron normales excepto por un nivel sérico de 25 (OH) vitamina D de solo 9 ng/ml, lo que muestra una deficiencia grave.

Recuperación únicamente con vitamina D3

En los dos casos notificados, el tratamiento con 50.000 UI de vitamina D3 durante 6 semanas y 3 meses respectivamente, seguido de 1.000 UI/día como dosis de mantenimiento, provocó un crecimiento considerable del cabello y resolvió el estado carencial, el pelo aumento en densidad. En todos estos casos, los pacientes no recibieron ningún otro tratamiento tópico o sistémico. Estos resultados permiten concluir que estos pacientes comparten un diagnóstico de alopecia no cicatricial asociada a la insuficiencia de vitamina D.

Vitamina D y calvicie: el papel del receptor

D (VDR) a nivel de los folículos pilosos. El VDR es un regulador negativo de una serie de ciertos genes y la pérdida de su actividad supresora podría conducir potencialmente a la “desrepresión” o activación de esos genes que da como resultado la alopecia. Se plantea la hipótesis de que este proceso puede activar el inhibidor de la vía Wnt, conocido como SFRP1, así como los inhibidores de la PTHrP (proteína relacionada con la hormona paratiroidea). La unión del VDR al ADN es una función crucial del VDR en la regulación del ciclo capilar.

Alopecia relacionada con el receptor

Según los conocimientos actuales, las mutaciones del VDR que provocan defectos en la unión al ADN, o la hetéro dimerización del RXR (receptor de ácido retinoico), o la ausencia del VDR, provocan alopecia y perdida de pelo. Por el contrario, las mutaciones que alteran exclusivamente la afinidad del VDR por el calcitriol, que es la forma activa de la vitamina D3, o interrumpen las interacciones con los coactivadores, no provocan alopecia. El VDR parece desempeñar un papel importante en el ciclo del folículo piloso al regular el ciclo de crecimiento, inducir el desarrollo de cabello anágeno maduro y permitir que las células madre del bulto (el saco que contiene las células madre) se repliquen.

Por lo tanto, parecería que la vitamina D, contrariamente a VDR, no es necesaria para el crecimiento del cabello; sin embargo, la investigación revela una fuerte asociación entre los niveles séricos de 1,25 (OH) vitamina D (calcitriol, la forma activa) y la expresión del VDR.

¿Es necesaria la integración?

Para responder a esta pregunta nos ayuda un estudio sobre gemelos idénticos. Los gemelos que recibieron suplementos con 2000 UI de colecalciferol (vitamina D3) diariamente durante 60 días mostraron un aumento del 65 % en los niveles séricos de 25 (OH) vitamina D. En particular, mostraron un aumento notable en la expresión del receptor VDR. Teniendo en cuenta el impacto que puede tener la suplementación con vitamina D3 en el aumento de la expresión de VDR, se puede plantear la hipótesis de que el déficit debería tener un impacto negativo en la expresión del gen VDR en los folículos pilosos y, por lo tanto, afectar negativamente al ciclo de crecimiento.

sfolto1-3

Fig.4: Los niveles demasiado bajos o demasiado altos de vitamina D pueden provocar efluvio telógeno.

Vitamina D y varios tipos de calvicie

En la última década, varios estudios han evaluado la relación entre el déficit de vitamina D y algunos tipos de alopecia. Estos estudios parecen confirmar una asociación entre los niveles bajos de vitamina D y la existencia y gravedad de la alopecia areata, la calvicie de patrón femenino y el efluvio telógeno. Otros estudios han revelado una relación entre niveles altos o bajos de vitamina D con efluvio telógeno, lo que sugiere que tanto niveles demasiado altos como demasiado bajos podrían provocar efluvio telógeno (Fig. 4). Un estudio reciente de 50 hombres jóvenes con calvicie común temprana en comparación con 50 controles de la misma edad confirmó una asociación entre la deficiencia de vitamina D y el inicio temprano y la gravedad de la calvicie. Sin embargo, faltan estudios de personas con calvicie y déficit de vitamina D para establecer las circunstancias o el porcentaje de pacientes que pueden lograr un nuevo crecimiento o reversión de la calvicie con tratamiento y normalización de los niveles hormonales.

Vitamina D y calvicie: la escasez está muy extendida

Por una variedad de razones, la deficiencia de vitamina D tiene una alta prevalencia en la población mundial. Se estima que más de 1.000 millones de personas tienen escasez de vitamina D. Para la población estadounidense hablamos del 41%, porcentaje que sube al 80-90% en algunos países de Oriente Medio y se estima en torno al 70% en Europa (Fig. 5). Los grupos de personas particularmente en riesgo incluyen los que trabajan en interiores, los ancianos que están en casa, las personas con piel muy oscura, los veganos y las mujeres embarazadas, e incluso los que siempre usan protector solar cuando están al aire libre. Otros factores son las regiones del mundo donde el calor obliga a las personas a quedarse en casa o los estándares de vestimenta y la moda dictan cubrirse el cuerpo para evitar la exposición al sol.

Fig.5: Un mapa global de los niveles medios de vitamina D en suero en adultos. En países verdes con niveles >75 ng/ml, en amarillo 50-74 ng/ml, en naranja 25-49 ng/ml, en gris datos no disponibles (imagen tomada de Red Burn)

Alimentos con vitamina D

Pocos alimentos contienen naturalmente suficiente vitamina D para satisfacer las necesidades diarias. Algunos alimentos están fortificados con esta vitamina para prevenir su déficit. Las fuentes naturales de alimentos ricos en vitamina D son: aceite de hígado de bacalao, salmón, atún, pez espada, sardinas, anguila, caviar o huevas de pescado, hígado bovino, champiñones, yema de huevo. Los alimentos más comunes fortificados con vitamina D son: leche, jugo de naranja, yogur, tofu y cereales.

La luz del sol

La principal fuente natural de vitamina D para los seres humanos es la vitamina D3 producida en la piel por la acción de los rayos ultravioleta B (UVB) del sol (Fig. 6) que interactúan con la provitamina (prohormona) colecalciferol. La exposición solar adecuada no siempre es posible si se vive en lugares donde la luz solar es limitada durante la mayor parte del año. Por el contrario, cuando las temperaturas diurnas son demasiado altas, la gente tiende a quedarse dentro. Las personas con piel más oscura, que tienen más melanina, necesitan una exposición más prolongada al sol para sintetizar la vitamina D. Esto se debe a que la melanina protege de los rayos UVB. Para las personas que tienen la piel clara, un efecto secundario indeseable de la exposición al sol es un mayor riesgo de daño cutáneo, incluido el cáncer de piel.

Otras causas de déficit son las enfermedades que inhiben la absorción de grasas (la vitamina D es liposoluble) como la enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca o la fibrosis quística. La enfermedad renal puede afectar la capacidad de los riñones para hidroxilar y activar la prohormona.

Los niveles correctos

La clínica de la Endocrine Society de 2011 indicaban en su guia un rango deseable de 25 (OH) vitamina D 30-100 ng/ml. Niveles entre 21-29 ng/ml se consideran insuficientes y por debajo de 20 ng/ml hablamos de un déficit que requiere una integración más consistente. En las últimas dos décadas, la ingesta diaria recomendada para el consumo y la suplementación de vitamina D ha cambiado. Esto sucedió gracias al descubrimiento de las importantes funciones de esta hormona en los huesos y otros órganos y tejidos. Los estudios clínicos han demostrado que los niveles séricos de 25(OH) vitamina D superiores a 50 nM o 30 ng/ml se asocian con mayores beneficios para la salud.

El estudio VITAL

Recientemente, el estudio VITAL de la Universidad de Harvard sobre la vitamina D y el omega 3 evaluó el efecto de estos dos suplementos en más de 25 000 hombres y mujeres mayores de 50 años. Este estudio analizó las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el cáncer, las enfermedades autoinmunes y la mortalidad en general detectando los efectos positivos de esta integración. Un hallazgo importante de este estudio puede afectar a los pacientes que sufren pérdida de cabello por causas autoinmunes. De hecho, los adultos que en el estudio VITAL tomaron un suplemento de 2.000 UI/día de vitamina D3 durante 5 años registraron una reducción del 22% en enfermedades autoinmunes. La combinación con suplementos de omega 3 ha resultado en una reducción del 30% en enfermedades autoinmunes. Esto fue a pesar de que tanto el grupo de tratamiento como el de control tenían un nivel inicial medio de 25 (OH) vitamina D de aproximadamente 30 ng/ml, por lo que no tenían déficit.

Todos estos datos sugieren que los beneficios para la salud de la suplementación con vitamina D se logran en niveles superiores al simple “suficiente”.

Dosis recomendadas

Los especialistas en este campo señalan que las dosis diarias recomendadas en el pasado de menos de 1.000 UI/día son inadecuadas para curar o revertir significativamente los niveles de insuficiencia que se encuentran en muchas poblaciones. Las recomendaciones clínicas de la Endocrine Society sugieren una dosis de mantenimiento máxima tolerable de 4000 UI/día de vitamina D3 para los mayores de 8 años y de 10 000 UI/día para niños y adultos de 19 años o más en los que escasean. Estas dosis no deben excederse sin supervisión médica.

Efectos secundarios

La vitamina D mejora en gran medida la absorción de calcio y fósforo en el tracto gastrointestinal. La absorción excesiva de estos elementos puede provocar hipercalcemia y una serie de síntomas relacionados, que incluyen confusión, dolores abdominales, vómitos, poliuria, polidipsia y deshidratación. Los niveles séricos de vitamina D superiores a 150 ng/ml se consideran tóxicos.

Sobredosis

Sin embargo, examinando la literatura publicada sobre la toxicidad de la vitamina D, los datos sugieren que la toxicidad es relativamente difícil de lograr con las dosis de vitamina D comúnmente recomendadas. Por ejemplo, un grupo de adultos sanos que recibieron 50 000 UI de vitamina D2 cada 2 semanas durante 6 años mantuvieron niveles séricos de 25(OH) vitamina D entre 40 y 60 ng/ml y sin evidencia de toxicidad. Sin embargo, la vitamina D2 tiene solo un tercio de la capacidad de aumentar los niveles séricos de 1,25 (OH) vitamina D (calcitriol, la forma activa). Sin embargo, se encontró un resultado similar en un grupo de adultos que tomaron hasta 20 000 UI de vitamina D3 por día durante casi un año sin evidencia de toxicidad. Algunos de ellos alcanzaron el nivel de corte de 150 ng/ml, pero sus niveles de calcio sérico eran normales.

vitamina d

Fig.7: Entre los alimentos más ricos en vitamina D se encuentran algunos pescados, entre estos las sardinas comunes.

¿Efluvio con niveles altos?

El Dr. Keen en la publicación también reporta el caso de un paciente con un nivel elevado de vitamina D de 158 ng/ml. El paciente se suplementaba con 4.000 UI diarias sin comprobar sus niveles iniciales de 25 (OH) vitamina D. También era un gran consumidor de sardinas (las sardinas enlatadas aportan 300 UI de vitamina D3 por 100g, Fig. 7). Además, por motivos de trabajo, a menudo estaba al aire libre durante el día y expuesto a la luz solar. El nivel de calcio sérico era normal, pero el paciente se quejaba de una mayor pérdida de cabello. Esta comenzó a disminuir unas semanas después de suspender la ingesta de vitamina D. El caso de este paciente y el posible efluvio telógeno por hipervitaminosis D subraya el riesgo de la suplementación empírica de vitamina D sin un análisis de sangre inicial.

El caso en cuestión también pone de manifiesto cómo el exceso puede provocar daños en el cabello cuando, en cambio, la correcta integración puede promover su crecimiento.

Reproducción autorizada siempre que se cite la fuente: www.disimularcalvicie.es

@Copyright redacción Disimularcalvicie.es

PRODUCTOS RELACIONADOS

biotina-liquida-para-el-cabello

Biotina líquida: complemento para la salud de la piel, cabello y uñas | Vitaminity Liquid Biotin

Vitaminity Liquid Biotin es un complemento alimenticio líquido concentrado a base de biotina (vitamina H).

La biotina tiene propiedades para el cabello pero también:

  • Mantiene la salud de los anejos cutáneos, incluyendo la piel, el cabello y las uñas.
  •  Normaliza la actividad de las glándulas sebáceas, regulando la producción de sebo.

Es especialmente útil para personas con caspa, descamación, seborrea, dermatitis seborreica y para otras patologías de la piel (eccema, dermatitis atópica, psoriasis, etc.).

Precio: 19,90€

Comprar AHORA en HairShopEurope.es
ACEITE CALMANTE, POST CIRUGÍA CAPILAR

ACEITE CALMANTE, POST CIRUGÍA CAPILAR

Kmax Healing Hair Transplant Post-Surgery Lenitive Oil, es un aceite en spray con efecto calmante a base de vitamina E, extractos de malva, caléndula y manzanilla con acción antiinflamatoria y emoliente.

Ideal para el cuero cabelludo irritado y enrojecido, este spray calmante con propiedades hidratantes y regenerativas, está formulado a base de un aceite seco de rápida absorción que permite hidratar y calmar el cuero cabelludo, suavizando los coágulos derivados del trasplante capilar, facilitando su desprendimiento fisiológico al tiempo que ayuda a la regeneración de las células a las unidades foliculares y los tejidos perifoliculares.

Precio: 29,95€

Comprar AHORA en KMax España
Por |2022-11-25T20:26:43+01:0023 noviembre 2022|Estudios sobre el Cabello|Sin comentarios

Deja tu comentario

Ir a Arriba